Uno de mis microrrelatos publicado en el periódico SUR

Querido lector:

Acabo de conectar el ordenador y como siempre, lo primero que he hecho es mirar mi correo electrónico. Uno de los correos que me ha llegado a las 18:28  me ha llenado de alegría e ilusión: me han publicado uno de mis microrrelatos en la edición dominical del periódico SUR de Málaga.

Hicieron una convocatoria en la que me presenté con el microrrelato “Francamente”.
El microrrelato fue publicado el día 18 de agosto. Os pongo el link que me han enviado hoy:

http://bit.ly/1a5X10H

Ya he conseguido que uno de mis microrrelatos sea microrrelato del “verano SUR”. Y por eso estaré feliz hasta que termine el día.

Un abrazo

Victoria Eugenia

El perro del cable

Cuando vuelvo a mi apartamento tras estar toda la mañana en el laboratorio, paso por delante de una casa que tiene un perro ; la dueña lo tiene atado con un horrible y corto cable no sé yo si para que no se escape o para mortificarlo. Todos los días él me ladra inquieto, me mira, se mueve de un lado a otro y por evitar sus ladridos, procuro pasar rápido.

Aquella mañana estaba exhausta. Había estado testando un nuevo y caro antibiótico y encima se me había derramado parte del mismo sobre mis manos. De vuelta, pasé por delante de la casa del perro del cable. El animal me miró y en lugar de ladrarme, comenzó a decirme en perfecto español:

—Mi dueña ha matado a mi amo. ¡También a los niños!
—¿Cómo? ¡No, no puede ser! ¿Te oigo hablar? Estoy perdiendo el juicio de tanto trabajo de laboratorio.
Pero el animal siguió:
— Están enterrados en el jardín. No me mires así; ya que por fin me escuchas, ¿avisarás a la policía?

No sabía si correr o si seguir dialogando con el perro. Pensé que lo de su voz tenía que ser causado por el nuevo antibiótico, que procedía de un extracto de planta amazónica cuyos efectos podrían ser también alucinógenos.

—Necesito una prueba para poder denunciar. No, no me vale con tu palabra de perro.
Tras colarme y quitarle el cable, el can empezó a sacar montones de tierra; mientras yo lo miraba incrédula.
Perro buscando

Levantando la cabeza aulló:

—¡Ahí los tienes! Mi amo y los niños.

¿Y qué hice? Pues denunciar. La policía se llevó a mi vecina y yo, me quedé con el perro.
Os dejo, estoy terminando mi artículo para Nature sobre una planta amazónica.
Quién sabe si me llevaré el Nobel…

Victoria Eugenia Muñoz Solano

Safe Creative #1212284254102

Querido lector:

Espero que te haya gustado “El perro del cable”. Si te gustan mis cuentos suscríbete al blog 🙂
Un abrazo
Victoria Eugenia Muñoz Solano

La princesa encerrada

 La princesa encerrada

Érase una vez una princesa que desde los catorce años la encerraron en su propio castillo para que no se enamorase porque tenían ya buscado su pareja.

—Padre ya estoy harta de estar aquí.

—¡Hija, lo siento mucho pero tienes que permanecer hasta los dieciocho años! Porque te casarás con el príncipe Andrés.

—¡No padre es muy feo!

Entonces lloró desesperadamente hasta que apareció una mariposa que le dijo:

—¿Qué te pasa princesita, pues te veo muy triste?

—¡Ay de mí, mariposa! ¡Que a los dieciocho años me quieren casar con un príncipe!La princesa encerrada dibujo 2

—Pues escápate.

—No puedo hay soldados y en todas las ventanas del castillo hay fuertes rejas.

—Toma estos polvos y te encontrarás con alas y de mi estatura.

—Gracias.

Y  la princesa vio cosas preciosas de la naturaleza.

—Mariposa, te quiero decir una cosa; mira allí abajo. Ese chico siempre mira hacia mi ventana, ¿por qué mira?

—Querida, está enamorado de ti.

—¡Oh qué pena y me tengo que casar con ése?

—¡Ahora no, princesita ya eres libre! Toma otros polvos.La princesa encerrada dibujo 3

Y se convirtió en princesa. Entonces, el chico la vio venir y le hizo una larga reverencia:

—Señorita, ¿usted no es la princesa encerrada que contemplaba día a día?

—Sí.

—Majestad perdonad por mi osadía de decirle que estoy enamorado de usted.

Entonces ella le explicó nuestra historia.

Y llegó al castillo y se lo dijo a su padre. El padre la perdonó y le dijo que se casara con el muchacho.

Victoria Eugenia Muñoz Solano
Safe Creative #1308165598332

Querido lector:

A estas alturas te habrás dado cuenta de la sencillez del cuento que he publicado. Se trata de una historia que he encontrado al final de una libreta de la asignatura de religión de cuando tenía de  6-7 años. Tiene faltas ortográficas por doquier y algunos dibujos. Espero vuestra benevolencia pues es mi primer cuentecito y me ha hecho cierta ilusión compartirlo con vosotr@s. Puedes descargar el original escaneado en este link de dropbox:

https://dl.dropboxusercontent.com/u/45782770/La%20princesa%20encerrada.pdf

Un abrazo

Victoria Eugenia Muñoz Solano