Francamente…

No pudo evitar mirar de reojo la puerta del apartamento. Los recuerdos llenaban su mente. Esbozó una sonrisa al rememorar su único momento feliz: el día que atravesó en brazos el umbral de aquella humilde vivienda. Luego todo fue dolor, amargura y miedo.

Tras la puerta,estaba aquel extraño: flácido y rígido. Coagulado en un charco inmundo; aunque no tanto como lo fue él. “Las moscas, pulularán por la ventana y atiborraran de gusanos su cuerpo”, pensó.

El viento, que soplaba por el pasillo levantó su pelo, obligándola a volver la cara nuevamente hacia la puerta, que llena de coraje golpeó diciendo: “Francamente, querido, me importa un bledo”.

Autora: Victoria Eugenia Muñoz Solano

Sigue este link si quieres escuchar «Francamente…» en audiocuento :

Francamente (audiocuento)


Safe Creative #1110300405562

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s